CAME: "Si las PyMEs pudieran tomar a 2 trabajadores en promedio, se generaría la mayor revolución laboral en la Argentina"

CAME: "Si las PyMEs pudieran tomar a 2 trabajadores en promedio, se generaría la mayor revolución laboral en la Argentina"

El secretario de Prensa y de Industria de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Lic. Pedro Cascales aseguró al programa online Destino21 que sería "espectacular" que se cumpla la proyección del ministro de Economía, Martín Guzmán, del 29 por ciento de inflación en 2021; pero indicó que "si se observa la tendencia de los primeros meses del año, será difícil que el acumulado anual no supere el 40 por ciento".

El dirigente empresario calificó a la inflación como un "problema estructural histórico", que se suma negativamente al efecto del dólar en el precio de commodities como la energía y el aumento de los combustibles que impactan en el transporte y luego en los precios. "Ni qué hablar de los costos financieros -remarcó el dirigente- con tasas exorbitantes que cobran los bancos, tópico del que se habla poquísimmo y hunde a las PyMEs".

Desde CAME se remarca que las 700 mil PyMEs existentes en la Argentina son el engranaje central para la generación rápida de puestos de trabajo en el país. Cascales ejemplificó que "si cada una tomara dos empleados en promedio, se produciría la mayor revolución laboral a nivel nacional". En ese sentido, remarcó "que lo que las pequeñas y medianas empresas necesitan "que le saquen la mano de encima, antes de darles una mano; con menos carga impositiva y financiera, con la modificación de un régimen laboral anacrónico, y con una tributación diferencial, porque -insistió- no es lo mismo el que invierte que aquel que guarda el dinero abajo del colchón".

El referente de CAME agregó que "La ATP ayuda, pero no alcanza". Informó que "aunque no hay un estudio concreto, se calcula que en lo que va de la pandemia unas 60 mil PyMES cerraron", golpe que hizo bajar la persiana a alrededor de 90 mil locales comerciales en la Argentina.

Destacó algunos sectores que no se han podido recuperarse, como por ejemplo, el turístico y el de la hotelería "que han tenido escasez de visitantes nacionales y extranjeros, especialmente en el interior del país". Pedro Cascales, remarcó que por la duración del confinamiento en Capital y el Gran Buenos Aires, "se sumó además el efecto negativo en la Industria, con fuertes bajas en los rubros textil, marroquinería y calzado". En ese sentido, también recordó que "en 2020 la comercialización mermó un 20 por ciento, en comparación con un año muy malo como el 2019 que había tenido otra baja del 10 por ciento".