Créditos UVA: riesgos vs oportunidades

Créditos UVA: riesgos vs oportunidades

En el marco del reciente anuncio por parte de Iván Kerr, Secretario de Vivienda y Ministerio del Interior de la República Argentina, quien afirmó que desde Procrear están tratando de llevar todo a UVA, analizamos el posible impacto de la medida para el bolsillo de los adquisidores.

Las Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) Son mecanismos de ajuste mensual predeterminado en función a los índices de precios al consumidor, el valor actual del UVA es de 1700 el metro cuadrado de la construcción por 30000 uvas el ajuste de este es más es de 2,4% en priori parecería mucho menor que el interés hipotecario convencional. 

Con Procrear una parte la aporta el banco, otra el estado, más los ahorros que debe tener el comprador al momento de la adquisición del inmueble; si todo pasa a UVA ya los intereses del banco no se ajustan debido a que se manejan en base a los IPC (índice de precios al consumidor).

Ahora bien, las tasas de la UVAs varían de acuerdo a la inflación y es en este punto donde se puede ver afectado la economía de la persona que haya adquirido UVA, ya que las paritarias son anuales, pero van reñidas en base a la inflación la cual el gobierno quiere dar en 15% y podría llegar desde un 20% hasta 22% ante esta situación eminente se podrá utiliza la "cláusula gatillo”.

No todo lo que brilla es UVA

Una situación muy evidente que se presenta es al momento de firmar un crédito UVA ya que entre el momento de la aprobación y el desembolso de los fondos pueden transcurrir entre 30 y 45 días , es decir desde inicio de diciembre el tipo de cambio se movió más del 15%, al pasar de un valor en torno a los $17,6 a los $20,25 esto implica que un préstamo de aproximadamente en U$s 57000 al momento de la aprobación puede variar y llegar a U$s 50000 , una pérdida de U$s 7000, por lo tanto el riesgo inmediato está asociado a la evolución del dólar ya que puede variar proporcionalmente  desde el momento que adquirirse el crédito hasta el desembolso y adquisición de los dólares para la compra 

Otra situación a evaluar, además del aumento del dólar es el contexto inflacionario ya que el crecimiento permanente de las cuotas va a la par del aumento de los precios. Si la inflación tiende a ser mayor que el aumento de los salarios puede producirse un desfasaje por lo que la cuota se puede volver muy elevada para las familias, ya que los salarios no se aumentan mensualmente y a lo largo de un año los índices pueden presentar variabilidad causando desbalance entre las cuotas y los ingresos familiar. 

Por lo tanto si el gobierno adopta la medida de llevar los Procrear a la modalidad UVA sería beneficioso  siempre y cuando el dólar se mantenga estable, sin que  haya aumento de los IPC y por consiguiente la inflación sea baja y así las UVA mantendrían sus tasas por debajo de los precios finales.