Mujeres "alfa", el rasgo distintivo de las mamás millennials

Mujeres "alfa", el rasgo distintivo de las mamás millennials

Los vertiginosos cambios culturales actuales hacen que haya mutado la percepción que se tiene sobre las madres modernas. Todo terreno, independientes y multitasking, son solo algunas de las características que definen a esta nueva generación de mujeres jóvenes que encuentran a la tecnología como una de sus principales aliadas.

Vivimos tiempos de grandes cambios culturales en relación a la percepción que antes (no muchos años atrás) se tenía sobre las mujeres. En no pocos lugares del mundo se expone que estamos frente a la "revolución de las mujeres". Basta con escuchar a cualquier mujer que adhiera a algunas de esas consignas para darse cuenta que dicho fenómeno ha sido posible gracias al uso de redes sociales y a que la tecnología se convirtió en una herramienta ineludible para facilitar estos cambios. Cambios que también hacen a las formas en las que la nueva generación de mujeres ejerce la maternidad.

El próximo 20 de octubre es el Día de la Madre en Argentina y bien vale la pena entender mejor qué es esto de las mujeres "alfa" y si las madres más jóvenes se sienten identificadas con dicha definición.  El concepto de mujer alfa nació en Estados Unidos para categorizar a un segmento de la población femenina caracterizado por ser independiente y dirigente, con mujeres siendo jefas en sus hogares y trabajos. Mujeres activas, líderes y seguras de sí mismas.

De acuerdo con la licenciada en psicología Natalia Parma, "en la actualidad nos encontramos con mujeres que, gracias a los logros de generaciones pasadas y sus luchas, interrogantes y búsquedas de cambiar roles que no les eran del todo cómodos, e independientemente a su estado civil, mantienen una posición laboral y social igualitaria con el hombre, son mujeres emancipadas financieramente".

En ese mismo sentido se manifiesta Ursula Krochik, 35 años, quien es mamá de Mía y Dan y está al frente del área de Marketing & Communications de Real Trends, la plataforma líder en herramientas de análisis y gestión para vendedores de Mercado Libre: “Los roles sociales ya no están definidos como antes, cuando la mujer se ocupaba de los hijos y cocinar, y el hombre de traer el dinero al hogar: todas las responsabilidades son compartidas. En mi caso, ambos trabajamos y nos ocupamos de nuestros hijos y de la casa”.

“Me siento socialmente igual que un hombre, con las mismas obligaciones y derechos. En casa no noto diferencias porque los dos aportamos y hacemos todo lo que hay que hacer, siempre en condiciones de igualdad", expone por su parte Michele Gonçalves, 37 años, mamá de Fidel y Sales Manager de Real Trends.

 Por su parte, Adriana Reyes, HR Recruiter de Real Trends, acota que al ser mamá se va hacia un sentimiento colectivo. ¨Cambias el “yo” por el “nosotros” y siempre será una prioridad el bienestar de los hijos. Así que muy al contrario de lo que pueden pensar los que nos ven como "empoderadas", en realidad detrás de todo hay mucho caos y cansancio pero también un profundo amor y dedicación para guiar, enseñar y cuidar¨, comenta quien es mamá de Armando hace ya 10 años.

Uno de los mayores problemas con los que se enfrentan estas mujeres todo terreno en lo que concierne a la maternidad, es el sentimiento de culpa que puede generarles estar mucho tiempo fuera de casa. Pero, ¿cómo lo resuelven?

"Creo que ese es el gran problema que tenemos las madres. Vivimos con culpa, cuando sabemos que nuestros hijos están perfectos un rato sin nosotras: jugando en el jardín, interactuando con sus pares y maestros o con la persona que los cuida. Es sano tanto para ellos, como para nosotros, tener actividades por separado. De ese modo, cuando volvemos a juntarnos, jugamos y nos divertimos mucho", dice Krochik. A lo que Gonçalves suma: "Supero la culpa con compensaciones. El tiempo que paso con mi hijo, como es reducido, es de calidad. Salimos, nos divertimos, hacemos muchas actividades juntos. Son paseos, meriendas y viajes que puedo proporcionarle gracias al trabajo".

Para ejercer esta nueva forma de ser mujer y mamá, ya sea a nivel colectivo como a nivel individual, la gran aliada es la tecnología. Al punto que se ha convertido en indispensable para cuidar de los hijos: "Gracias a la tecnología podemos estar más cerca de ellos. Por ejemplo, desde el colegio me mandan notas por email y nos comparten fotos y videos de lo que hicieron durante la semana. Algo totalmente impensado hace unos años, cuando solo existía el cuaderno de comunicaciones", asegura Krochik. "La tecnología me ayuda a vivir un poco del día a día de mi hijo mientras está en el jardín, a través de fotos y videos que nos comparten. Además, me pone en contacto con otras mamás para que juntas logremos organizarnos y atender de forma extraordinaria todo lo que nos piden", agrega Gonçalves

Por si quedaban dudas sobre el rasgo distintivo de las mamás millennials, Adriana lo explicita: “Sí, sin dudas considero que soy toda una mamá alfa. He tenido la oportunidad de ser mamá y papá al mismo tiempo y ser una profesional exitosa y en constante crecimiento, lo cual me hace la superheroína personal de mi hijo”.

Las tres mujeres  trabajan para Real Trends, una empresa totalmente ligada a las posibilidades que la tecnología otorga.  ¿Cómo puede ayudar a facilitar la vida una startup tecnológica a las madres? "En la empresa tenemos home office una vez por semana y ese día también puedo estar más cerca de los chicos, ver cuando regresan del jardín y compartir un rato con ellos mientras estoy trabajando", comenta Krochik

Para concluir, la licenciada Parma resume: "La mujer (y la madre) actual es autosuficiente y segura de sí misma, es una líder nata, aunque esto no implica que no cargue con sentimientos de culpa y una alta autoexigencia que está internalizada desde sus propias madres y abuelas. No son mujeres maravilla, simplemente es una estratega para poder cumplir con sus roles y no descuidar su felicidad, la cual se alimenta del logro de metas en cada área de su vida, en la permanente búsqueda de equilibrio".

Es que evidentemente, tras muchos años de injusta predominancia de los “machos alfa”,  la gran característica que define a las madres millennials se adecúa perfectamente a estos tiempos y a los cambios que vendrán, en un futuro que está más cerca de lo que se cree.