Ostengo Training Group OTG: “Finalizamos el 2017 con ocho eventos y grandes expectativas para el 2018”

Ostengo Training Group OTG: “Finalizamos el 2017 con ocho eventos y grandes expectativas para el 2018”

Han hecho camino de una forma diferente a la que dicta la tradición: comenzaron en Tucumán y se expandieron hacia el resto del país. Hablamos de OTG Ostengo Training Group, liderada por Andrés y Raúl Ostengo. Todo comenzó en 2008 cuando realizaron el primer evento.

Este año la empresa de pisó fuerte realizando ocho eventos de divulgación enfocados al sector de créditos y cobranzas en distintas provincias entre ellas Buenos Aires.  A pocos meses de cumplir 10 años de la primera convención, Dr. Raúl Ostengo, abogado y director de la empresa junto a su hermano, el Dr. Andrés Ostengo, expresaron su satisfacción por la calidad de los eventos realizados a lo largo del 2017, las perspectivas de la industria del crédito y nos contaron cómo se preparan para recibir el 2018.

¿Cómo surgió la idea de los eventos?

Raúl Ostengo: Empezamos en 2008 con la primera Jornada NOA, en Tucumán, con el objetivo de traer a la región las capacitaciones que podíamos recibir en CABA. Queríamos armar una estructura que pudiera comenzar a formar nuevos ejecutivos de crédito en la zona, y hemos tenido muy buena aceptación, ya que no había compañías que se dedicaran a este nicho de mercado.

Andrés Ostengo: Y al poco tiempo desembarcamos en Córdoba, luego Rosario, Salta, Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)… Y año pasado realizamos el l primer evento en Capital Federal.

Después de ocho eventos, ¿Qué balance les deja este año?

Andrés Ostengo: Estamos muy contentos, ha sido el año en que hemos recibido más participación, no sólo de asistentes sino de sponsors. En todas las provincias en que estuvimos sobrepasamos los asistentes de años anteriores.

Raúl Ostengo: Para fin del 2017 habremos llevado a cabo ocho eventos: dos en Capital Federal (uno dedicado a cobranzas judiciales y otro al crédito en general), un Congreso Regional en Córdoba, luego vinieron Resistencia, Salta, Mendoza, Tucumán, y ahora cerraremos el año el 10 de noviembre en Rosario. Ocho eventos en un año requieren una logística importante.

¿Se imaginaban semejante éxito hace 10 años?

Raúl Ostengo: La verdad es que no estaba dentro de los planes iniciales. Pero en cada emprendimiento en que nos embarcamos vemos una potencialidad que tracciona a las demás unidades de negocio. Confiábamos en poder establecer un buen producto que se mantuviera en el tiempo.

Andrés Ostengo: También vemos que, a modo personal, esto nos permite recorrer el país, conocer gente de distintas industrias, con distintas necesidades, y eso nos enriquece profesionalmente, al tener mucha mayor experiencia para compartir con nuestros clientes del sector de cobranzas, y poder potenciar el área de consultoría y acompañamiento. Hemos logrado transformarnos en asesores de negocio a la hora de implementar nuevos sistemas, y detectar oportunidades de mejora en algunas organizaciones.

¿Cómo ven la industria del crédito actualmente?

Raúl Ostengo: La industria financiera no escapa del impacto que tiene el cambio de gobierno. Hay una visión distinta sobre nuestro sector, hay un cambio en el banco central que permite que hoy podamos estar hablando de nuevas tecnologías.

Andrés Ostengo: Estamos trabajando con una industria financiera que de por sí es bastante pequeña, comparada con otros mercados de Latinoamérica que tienen un porcentaje mucho más alto sobre el PBI. Argentina tiene un 14% del PBI en crédito, mientras que Chile, Brasil o Uruguay superan estos números, y los triplican en algunos casos. Por eso existe una potencialidad de crecimiento muy grande.

¿Para ustedes, en qué está dada esa potencialidad?

Raúl Ostengo: En la medida de que el sistema financiero en su conjunto crezca sostenidamente, más créditos a largo plazo, personales, prendarios y los que harán la diferencia en cuanto a volumen serán los hipotecarios. El mercado de crédito se mide no sólo por el volumen sino por el plazo. Venimos de una época de créditos personales con tasa muy alta, que además son cortoplacistas. El crédito hipotecario tiende a otorgar plazos más largos, volúmenes más grandes. Esa porción de crédito crece más rápido en relación con el PBI. El crédito hipotecario crece en contextos de baja inflación y estabilidad económica, aunque las fórmulas de ajuste (UVA) incorporadas por el actual gobierno, son un instrumento muy efectivo, pero dependen del número que arroja la inflación.-

Andrés Ostengo: Por otro lado, la bancarización y la formalidad laboral son elementos que ayudan a que el crédito se fortifique. Si hay inestabilidad, la gente no se quiere endeudar y las empresas no quieren prestar, entonces ponen la vara más alta. Cuando la perspectiva cambia y se generan más fuentes de trabajo, las empresas bajan la vara. Y ahí aparece la cobranza, que es fundamental para completar el ciclo del crédito. Nosotros siempre decimos: si no hay cobranza, no hay venta, lo que hiciste fue regalar. Y también tiene como función retroalimentar todos los procesos, no hay que tomarla como un estamento final.

¿Qué desafíos vislumbran para el año que viene?

Raúl Ostengo: En 2018 cumpliremos 10 años del primer evento, por lo tanto, es un año clave. Estamos con muchas expectativas, tenemos muchas ideas, como por ejemplo ampliar el espectro hacia el sur del país, realizando algún evento que contemple esa posibilidad.

Andrés Ostengo: Todavía estamos definiendo qué ciudad del sur sería la ideal. Y no descartamos la posibilidad de expandirnos hacia países limítrofes, que sería el paso siguiente. En esas plazas conocen lo que hacemos en Argentina, muchas veces los recibimos en nuestros eventos, comprenden nuestro compromiso con mantener la calidad de los temas que tratamos y el nivel de los expositores.

Además de la expansión que los Ostengo lograron en tan solo diez años, han conseguido formar un cluster de conocimiento que retroalimenta a la industria de créditos y cobranzas, construyendo un sector más profesional.