“Cada vez más se está tendiendo a la cesión y venta de carteras performing o activas”

“Cada vez más se está tendiendo a la cesión y venta de carteras performing o activas”

Conversamos con Silvina Virga, gerente de desarrollo de nuevos negocios en CREDITIA S.A., empresa de servicios de origen argentino cuya actividad principal es brindar soluciones para tomadores y dadores de créditos.

En la charla, Silvina nos cuenta sobre las principales tendencias del mercado en este rubro, y el impacto de la tecnología en la actividad.

¿Qué aspectos deberían considerar los vendedores de las mismas?

S.V: Algunas de las razones por las cuales un vendedor toma la decisión de vender un portafolio de créditos tiene que ver con dos tipos de factores: internos y externos. Entre los factores internos, las principales son reasignar capital y recursos hacia áreas de mayor oportunidad en la empresa y hacer foco en el negocio principal; obtener beneficios impositivos, aumentar la liquidez y mejorar los indicadores de gestión de cobro; optimizar la exposición de los estados contables y evitar la inmovilización de capital por provisiones. Entre los factores externos, prevenir situaciones de incertidumbre en el cobro, por la coyuntura macroeconómica, es uno de los determinantes.

¿Y cuáles los compradores?

S.V: Los compradores, como contraparte, podemos encontrar la motivación para adquirir portfolios en la obtención de liquidez, administrar los riesgos de sus negocios y buscar operaciones que resulten de alta rentabilidad. Es fundamental tener el know-how, por lo que contar con sistemas y modelos desarrollados especialmente para la valuación y análisis de los portafolios es, sin dudas, uno de los elementos clave para llevar a buen puerto una operación de estas características. El análisis de la cartera, el estado de la documentación respaldatoria de los créditos, de los términos y condiciones del contrato de cesión y las obligaciones asumidas para la etapa de pos-venta, la realización de un due-dilligence exhaustivo, así como la correcta selección de proveedores, son algunos puntos de gran importancia a tener en cuenta.

¿De qué manera impactan las nuevas tecnologías en la actividad?

S.V: CREDITIA cuenta con procesos que avalan una alta eficiencia en los servicios de administración de créditos, así como mecanismos de control y supervisión que garantizan la consistencia y seguridad en la gestión operativa. Se realizan actualizaciones regulares de los manuales de normas, sistemas y procedimientos operativos, incorporando las mejores prácticas que surgen de la gestión cotidiana del negocio. A su vez contamos con sistemas tecnológicos que permiten soportar una operación de alta dimensión y volumen, y permiten administrar y dar soporte a la amplia red de gestores internos y externos. Los procesos operativos y los sistemas de soporte están particularmente adaptados para la gestión de carteras de créditos en general, y en crédito en distress en particular. La complejidad y especificidad de los mismos requiere contar con un soporte operativo especializado. 

¿Qué tipo de sistemas les brindan este soporte?

S.V: Los sistemas con los que contamos permiten un monitoreo continuo de la evolución de la gestión de cobranza de manera multidimensional, a diversos niveles y segmentaciones. Por otra parte, permiten construir un historial de gestión exhaustivo sobre cada deuda gestionada, así como datos de contacto de alta calidad sobre los deudores en gestión. Los reportes de gestión y proyecciones de recupero cuentan con los datos y detalles necesarios para nuestra operatoria y toma de decisiones. Tanto la captura de la información como el procesamiento posterior brindan una alta precisión al momento de la determinación del valor y flujo de fondos esperado de las carteras de créditos.

¿Y cómo realizan el follow up de las distintas carteras?

S.V: Contamos con dinámicas para procesar diariamente las recaudaciones de los créditos provenientes de múltiples canales. Para hacer frente a la complejidad y volumen es necesario tener una infraestructura tecnológica world-class. A su vez, nuestros servicios tecnológicos cuentan con redundancias para garantizar la operatividad de la compañía, así como planes de contingencia en casos de falla de equipos o proveedores, procedimientos de "Disaster Recovery", que abarcan fallas, interrupciones del servicio de telecomunicaciones, seguridad y recupero de datos e inhabilitación de instalaciones.

Finalmente, ¿Cuáles son las tendencias en materia de compraventa de carteras?

S.V: La práctica de compraventa de carteras inició en los Estados Unidos a fines de los 80s, principio de los 90s. Actualmente, los procesos están muy estandarizados y las compañías dedicadas a esta actividad están en condiciones de monetizar rápidamente las deudas morosas. La fuente más importante son los créditos en distress o morosos.

Sin embargo, cada vez más se está tendiendo a la cesión y venta de carteras performing o activas.

Las carteras más vendidas son las de las tarjetas de crédito y de créditos para el consumo de bancos, retailers y financieras. En el mercado local, si bien somos pocos los players especializados, serios, con trayectoria y el know-how necesario, hay algunas empresas vinculadas a la actividad de recupero, que tímidamente se están animando a realizar este tipo de negocios.