Las 5 fintech triunfadoras en 2017

Las 5 fintech triunfadoras en 2017

El BBVA realiza un ranking a los grandes triunfadores del universo ‘fintech’ del año, y arroja a China como el jugador con el papel más destacado en la economía digital mundial. Tres de las cinco triunfadoras provienen del coloso asiático que está tomando el mando del sector.

Qudian: pequeños créditos, gran negocio

La ‘fintech’ Qudian, fundada en 2014, es un caso de éxito, y no solo por su impactante debut en Wall Street, el pasado 18 de octubre. Sus acciones subieron en su primer día de cotización un 19%, en la mayor salida a Bolsa del año de una compañía china en Estados Unidos.

Es rentable desde 2016 y en el primer semestre de 2017 sus ingresos se quintuplicaron hasta los 270 millones de dólares, con un beneficio de 144 millones de dólares.

Con el gigante del comercio electrónico Alibaba entre sus accionistas, Qudian opera una plataforma móvil de microcréditos para estudiantes y trabajadores jóvenes. A partir del equivalente a sesenta dólares, financian desde las entradas de un concierto hasta un ‘smartphone’. Es un público objetivo sin fácil acceso a las vías de crédito tradicionales y, sin embargo, tiene un volumen muy considerable: según la documentación de la salida a Bolsa, Qudian cuenta con más de siete millones de clientes.

Transferwise, rentable y más internacional

En el acelerado mundo de las ‘fintech’, una empresa como TransferWise, nacida en Londres en 2011, parece vieja. Pero 2017 ha sido un año especialmente importante para su crecimiento.

El motivo principal es que en mayo anunció que por primera vez era rentable, con más de un millón de clientes y unos ingresos anuales cercanos a los cien millones de libras (aproximadamente 112 millones de euros).

Además, TransferWise recibió en 2017 dos fuertes espaldarazos financieros.  En la primavera un grupo de inversores (entre ellos el millonario Richard Brandson) aportaron 117 millones de dólares a la compañía, y a final de año, la compañía londinense cerró otra ronda de financiación, por 280 millones de dólares, para financiar su expansión internacional por América Latina y Asia. Se calcula que la empresa está ahora valorada en más de 1.500 millones de euros. Salir a Bolsa no está entre sus planes inmediatos.

Credit Karma: la información es dinero

Credit Karma es otra ‘fintech’ que en 2017 alcanzó la rentabilidad, en su caso tras diez años de vida. Lo anunciaron a mediados del año, poco después de que la web TechCrunch revelase que había cerrado una ronda de financiación de 175 millones de dólares, lo que situaba su valoración en 3.500 millones de dólares.

El producto estrella de Credit Karma es un informe sobre el crédito personal gratuito. Tiene ya 70 millones de usuarios, la mitad de ellos ‘millenials‘. En función de su ‘rating’ financiero y de sus objetivos, les aconsejan productos y estrategias financieras. ¿Y dónde está el negocio? Credit Karma termina actuando como un intermediario entre sus clientes y las instituciones financieras, a las que cobra una comisión por sus referencias cualificadas.

Los datos son, en definitiva, el corazón del negocio de esta ‘startup’ californiana, que planea lanzar nuevos productos para recolectar aún más información y ponerla al servicio de entidades financieras.

Lufax en pole position para salir a Bolsa

Creada en 2012 en Shanghai, el primer producto de Lufax eran los préstamos ‘peer to peer’. Desde entonces, la compañía se ha sofisticado hasta convertirse en todo un supermercado financiero ‘online’. Por su plataforma habían pasado hasta mediados de año 200.000 préstamos, por un valor de 2.500 millones de dólares, y tiene una valoración de 18.500 millones de dólares.

En 2017 el gran paso de Lufax fue empezar a operar en Singapur, lo que permitió que sus clientes de China continental puedan invertir en mercados internacionales a través de Fondos Cotizados (ETF, por sus siglas en inglés). Las previsiones de la compañía son ambiciosas: espera captar inversiones en una horquilla media de entre 50.000 y 100.000 dólares. Lo que de momento tendrá que esperar es la salida a Bolsa, en parte debido a los vaivenes regulatorios del régimen chino respecto a los préstamos ‘online’.

ZhongAn, la primera ‘insurtech’ que cotizó en una gran plaza financiera

Depare lo que depare el futuro a ZhongAn, la empresa china siempre podrá presumir de ser la primera ‘insurtech’ —un término que define a las aseguradoras de carácter tecnológico— que cotizó en un gran mercado financiero. Debutó el 26 de septiembre en la Bolsa de Hong Kong y lo hizo con buen pie: en su primer mes se revalorizó un 29%. Nacida hace cuatro años de la mano de tres gigantes corporativos chinos —Alibaba, la ‘teleco’ Tencent y la aseguradora Ping An—, ZhongAn tiene una visión 100% digital y carece de la ‘mochila’ cultural y empresarial de las aseguradoras tradicionales. Además, su oferta comercial está plenamente adaptada a las necesidades de un consumidor del siglo XXI, y cubre desde la compra ‘online’ hasta la rotura de la pantalla de un móvil. No en vano, su negocio original era cubrir riesgos asociados a las transacciones económicas en internet.


Fuente: BBVA