Día de la madre en Exactor BPO

Día de la madre en Exactor BPO

Por Elsa Basile - Exactor BPO es un contact center nacional, en el que trabajan más de doscientas personas. Dialogamos con tres mujeres, que además de trabajar en distintas áreas de la compañía son mamás y les preguntamos de qué su trabajo en el contact center les permitió conciliar la vida laboral y familiar. Esto fue lo que nos respondieron.

Roberta Meyer Pellegrini, gerenta comercial: “Trabajar en un contact center me enseñó a formar equipo con mis hijos”

Roberta es mamá de dos varones, Jerónimo y Maximiliano de 18 y 16 años. Trabaja en Exactor desde hace 5 años y casi toda su trayectoria laboral transcurrió en un call center. “Me enseñó y me ayudó a formar equipo con mis hijos, a escucharlos continuamente y a pensar que algún día ellos también pueden estar en un call y otra madre va a ayudar a desarrollarlos”.

Flavia Latorre, supervisora:  Su hijo, el motor para salir a trabajar todos los días

Su hijo, Mauro, de 18 años es “el motor para salir a trabajar todos los días”, cuenta Flavia que desde hace seis años trabaja en Exactor BPO.  “Si bien es difícil trabajar y ser mamá, la empresa me ayuda y mi hijo también. Este año Mauro termina el colegio secundario y si tengo que destacar algo de su personalidad es que es muy colaborador. Me enseñó a ser mamá y a pelearla todos los días”, cierra Flavia.

Emilse Cecilia Pintos, área de reporting: “Siempre asistí a todos los actos escolares de mis hijos porque la empresa me lo permitía”

Trabaja desde hace 7 años en la empresa. Es mamá de Tamara de 20 años y Gastón de 18 años. “Fui mamá muy joven, a los 21 años”, cuenta Cecilia. “Hace 7 años cuando entré a Exactor trabajaba 6 horas en el área de ventas. En ese entonces, Cecilia, no podía estar tanto tiempo fuera de casa ya que sus hijos chicos estaban en el colegio primario.  “Uno de los pilares ha sido mi mamá que me ayudó muchísimo. Siempre asistí a todos los actos de los chicos porque la empresa me lo permitía. Con el paso del tiempo en la empresa, me ofrecieron pasar full time y acepté porque ya en ese momento estaban dadas las condiciones, los niños ya habían crecido”, concluye Cecilia.